gob.mx
CONAPRED - Bolet�n:2013 - 035. 22 de julio, Da Mundial del Trabajo Domstico: por una sociedad con equidad de gnero
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Boletines

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

2013 - 035. 22 de julio, Da Mundial del Trabajo Domstico: por una sociedad con equidad de gnero

22 de julio, Día Mundial del Trabajo Doméstico: por una sociedad con equidad de género
 
Boletín de prensa 035 / 2013.
México, D.F., 21 julio 2013.
 
Como una manera de reconocer la labor de las mujeres en el hogar, el Segundo Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, fijó el 22 de julio como el Día Internacional del Trabajo Doméstico, el cual cuenta con el reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
 
En el caso de México y de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis) 2010, el 59.8 por ciento de las mujeres se encargan más de las labores del hogar, y sólo un 18.9 por ciento respondió que tanto el hombre como la mujer realizan estas tareas. 
 
El trabajo doméstico es el conjunto de actividades no remuneradas que se realizan dentro del hogar para proporcionar y proveer bienestar a los miembros de la familia, diferente al que realizan las trabajadoras del hogar, ya que ellas reciben un salario por esas actividades. Además, éste contempla garantizar la alimentación, higiene, salud, equilibrio emocional y la socialización de los individuos desde su nacimiento.
 
Los datos ratifican la sobrecarga de trabajo de las mujeres con la llamada “doble jornada”, porque aun cuando se incorporan al mercado laboral, sobre ellas recaen en mayor medida todas las tareas domésticas no remuneradas.
 
Diversas investigaciones señalan que desde la década de los años sesentas tuvo lugar una transformación cultural que impulsó la incorporación femenina a las actividades económicas. Lo anterior, generó también que la mujer realice jornadas dobles de trabajo, como madre y como trabajadora.
 
En el caso del trabajo doméstico, la falta de reconocimiento del mismo, acentúa el estado de invisibilidad que caracteriza a esta labor y discrimina a un sector importante de la población integrado por las mujeres.
 
Una estimación efectuada por el Banco Interamericano de Desarrollo revela que el valor económico del trabajo doméstico no remunerado, contabilizado en millones de pesos, equivale a 21.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).
 
De acuerdo con un estudio efectuado por la Procuraduría Federal del Consumidor, el pago que deberían obtener las mujeres que se dedican a las labores del hogar que incluyen: limpieza del inmueble, lavado y planchado de ropa, elaboración de las tres comidas y cuidado de los hijos, sería de 25 a 40 mil pesos.
 
Para el Conapred un avance en la consolidación de la equidad de género debe abarcar también el ámbito de lo privado, por lo que desfeminizar y revalorar esta actividad es una forma de avanzar en la consolidación de una sociedad de derechos.