gob.mx
CONAPRED - Noticia: Programas de salud sexual y reproductiva no reconocen diversidad de jóvenes mexicanos
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Noticias

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

Programas de salud sexual y reproductiva no reconocen diversidad de jóvenes mexicanos

Icono Jóvenes
México, D.F., 7 mayo 2008.- En el marco de la presentación del libro “Adolescentes en México: investigación, experiencias y estrategias para mejorar su salud sexual y reproductiva”, especialistas señalaron que las políticas públicas y programas en este rubro implementados en México no están lo suficientemente articulados y no reconocen la diversidad económica, política, social y cultural de todos los jóvenes del país.
 
Ivonne Szasz, investigadora del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de El Colegio de México (Colmex), afirmó que el libro concentra dos o tres lustros de investigación científica y destaca que la realidad social de los jóvenes mexicanos es heterogénea, aspecto no tomado en cuenta por la mayor parte de las instituciones que hoy día ofrecen servicios educativos y de salud en materia de sexualidad, los cuales sólo están pensados para estudiantes solteros y urbanos de clase media.
 
“No retoman los significados que construyen los propios adolescentes, sus necesidades y las diversas formas de desigualdad social. Hay grupos específicos como los trabajadores migrantes, indígenas, grupos marginados o pobres rurales que no están contemplados. Todo está pensado en términos de estudiantes, cuando el 50 por ciento de los jóvenes de 15 a 19 años en México no cursan la enseñanza media superior; para ellos no hay un diseño”, expuso.
 
El texto, editado por el Colmex y el Population Council, da cuenta de que una mayor proporción de jóvenes ya tiene relaciones sexuales antes de los 20 años de edad, y que el inicio de ésta se da de manera más temprana en contextos rurales y urbanos pobres, explicó.
 
Los y las adolescentes más expuestos a un embarazo no deseado o una infección de transmisión sexual, indicó, son aquellos que no están incorporados al sistema escolar.
 
Tan sólo en 2002, citó Szasz, más de la mitad de los varones adolescentes usó un anticonceptivo en su primera relación sexual, mientras que sólo un tercio de mujeres lo hizo. Asimismo, en el 90 por ciento de estos casos se usó como método preventivo el condón.
 
Por su parte, la doctora Patricia Uribe , directora del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud, dijo que hay problemas que institucionalmente permanecen en el anonimato porque no están contemplados en el sistema de salud. Un ejemplo es la violencia de género, “la cual no queda registrada, solamente quedan registrados sus efectos: lesiones y fracturas”.
 
Uribe indicó que actualmente existen diversas modalidades de salud sexual y reproductiva en instituciones gubernamentales y asociaciones civiles; sin embargo, funcionan de forma muy heterogénea, de manera que están desarticulados entre sí.
 
Además, comentó que no hay programas integrales para adolescentes con una orientación distinta a la heterosexual.
 
A su vez, José Ángel Aguilar, coordinador general de la Red Democracia y Sexualidad, destacó el papel de los medios de comunicación en la reproducción de modelos estereotipados de la sexualidad, así como su vínculo con los poderes fácticos y grupos conservadores que en las elecciones presidenciales de 2006 orquestaron la campaña sucia, que en los últimos meses han defendido “el tesoro en aguas profundas” y que al mismo tiempo se han opuesto a la educación sexual de los jóvenes.

Fuente: NotieSe.