gob.mx
CONAPRED -
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Johnson, Earvin "Magic" - Biografías de personas que viven con VIH-sida

Earvin "Magic" Johnson Jr.

Nació el 14 de agosto de 1959 en Lansing, Míchigan. Es un ex jugador de basquetbol, considerado uno de los mejores de la historia. Militó en Los Angeles Lakers de la NBA desde 1979 hasta 1991, regresando por un breve periodo en 1996.

Tras ganar en 1979 la NCAA con la Universidad Estatal de Míchigan, Johnson llegó a los Lakers con los que establecería una de las mejores carreras en la historia de la liga, proclamándose campeón de la NBA en cinco ocasiones, jugando además nueve Finales, y de un gran número de premios individuales como el MVP de la Temporada, MVP de las Finales (en tres ocasiones ambos) y dos MVP del All-Star Game, en 1990 y en 1992.

También disputó 12 All-Star Game, fue incluido en diez temporadas en los mejores quintetos de la liga y lideró la temporada regular en asistencias cuatro veces, además de formar parte del inolvidable Dream Team de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, donde el combinado norteamericano se hizo con el oro barriendo a sus rivales. En 1996 fue nombrado como uno de los 50 mejores jugadores de la historia de la NBA y en 2002 se consagró entrando en el Basketball Hall of Fame.

En 1991 el jugador hizo público que había contraído el virus VIH lo que le obligó a retirarse de la práctica del baloncesto inmediatamente. Con el apoyo de sus colegas de profesión, se convirtió en el primer jugador abiertamente seropositivo en jugar en la NBA.

Fue elegido como número 1 en el Draft de la NBA de 1979 por Los Angeles Lakers, los cuales habían obtenido esta posibilidad tras negociar con New Orleans Jazz y ofrecerles a la entonces estrella Gail Goodrich a cambio de la primera elección del draft. Magic se unió a una franquicia sometida a un profundo cambio, con nuevo entrenador (Jack McKinney), con nuevo propietario (Jerry Buss) y varios jugadores nuevos también. Sin embargo, lo que más atrajo a Johnson fue la posibilidad de jugar junto a su gran ídolo de juventud, el pívote Kareem Abdul-Jabbar, líder histórico de anotación en la NBA. Enseguida transmitió su entusiasmo en la pista, e impuso un estilo de juego de velocidad, de pases inverosímiles, de contraataques vibrantes, que pronto se conoció como el Showtime (tiempo de espectáculo).

Al comenzar la temporada 1991-92, Johnson se perdió sus tres primeros partidos oficialmente por una infección estomacal. No tardó en convocar una rueda de prensa y conmocionar al mundo, el 7 de noviembre de 1991, anunciando que estaba infectado por el virus VIH y su inmediata retirada del baloncesto. Descubrió su enfermedad al tratar de hacerse un seguro de vida, dando positivo en los análisis del sida. Pero lejos de mensajes negativos, sorprendió al anunciar su felicidad de que su esposa Cookie y el hijo que ambos esperaban no estaban infectados, y que iba a dedicar su vida a luchar contra esta enfermedad.

A pesar de todo ello, Magic fue votado por el público para jugar el All-Star Game de esa temporada. Fueron varios los jugadores que se mostraron reacios a jugar con alguien que en teoría les podría contagiar un virus mortal. Pero la magia que proclama su apodo hizo que todo ello quedara en un segundo plano, jugando el partido, llevando a la victoria a la Conferencia Oeste por 153-113, y ofreciendo al mundo dos minutos finales completamente inolvidables, jugándose un "uno contra uno" primero ante el, por entonces, gran amigo Isiah Thomas, posteriormente contra otra leyenda del baloncesto, Michael Jordan (mientras el resto de los equipos en cancha eran meros espectadores), y acabando prematuramente el partido con un triple inverosímil desde casi 8 metros, para abrazarse contra rivales y amigos, en un espontáneo homenaje. Además, fue galardonado con el MVP del partido.

Magic fue convocado con la Selección de baloncesto de Estados Unidos para participar en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Aquel mítico equipo, denominado Dream Team (equipo de ensueño) por la cantidad de estrellas del baloncesto NBA reunidas en él, arrasó en el torneo de baloncesto. Por primera vez, leyendas vivas de este deporte jugaron juntas en el mismo equipo, en el cual, además de Johnson, estaban Larry Bird, Michael Jordan, Charles Barkley, Karl Malone, Scottie Pippen, John Stockton, o David Robinson, entre otros.

Mejorar el conocimiento
Años después de que le fuera detectado el virus del sida, Magic se dedica a dar charlas y conferencias en colegios e instituciones estadounidenses mostrando a la gente la forma de prevenir su enfermedad y la de luchar contra la misma. Cuenta su experiencia con la esperanza de que, sobre todo la gente joven capte su mensaje,

Su aspecto es saludable. Con 47 años está fuerte y atlético. Pero tiene sida y no quiere que las apariencias engañen. Por eso Magic Johnson habla abiertamente del VIH en colegios, iglesias y otros centros e intenta concientizar a la gente sobre la importancia de la prevención.

"Las únicas cosas que han salvado mi vida han sido la detección precoz y los antirretrovirales", explicó el ex jugador de baloncesto a los alumnos de un colegio de Washington, el último lugar que ha visitado dentro del tour que realiza por 10 ciudades de Estados Unidos contando su experiencia. "En estos años muchas otras personas no han tenido la misma suerte y han muerto", añadió.

"Ahora estoy aquí ante ustedes, así que todos aquellos que predijeron que moriría en un año se han equivocado. Estoy aquí para que lo que me sucedió a mi no les pase a ustedes".

El ex deportista insiste a los chicos en la necesidad de tomar precauciones porque "el VIH se está expandiendo por nuestra comunidad (la afroamericana) de forma rápida y el sexo entre adolescentes está aumentando".

Pero Magic no habla sólo a los más jóvenes. Su discurso se endurece cuando cambia de escenario y el público es adulto. En su visita a la Iglesia Baptista Metropolitan de Washington criticó que muchos miembros de la comunidad negra piensen que un día el sida desaparecerá, como por arte de magia, o que es una enfermedad que afecta, sobre todo, a los hombres blancos y homosexuales.

Las cifras dan la razón al ex jugador de los Lakers y justifican sus críticas. Desde el inicio de la epidemia, alrededor de un millón de personas han contraído el VIH en EU y aproximadamente el 50% de ellos son afroamericanos.

El índice de diagnósticos por VIH entre los varones afroamericanos es 10 veces más alto que entre los hombres caucásicos y tres veces mayor que el de los hispanos. En el caso de las mujeres, registran 23 veces más diagnósticos de sida que las féminas de raza blanca.

Los esfuerzos educativos que realiza Magic Johnson, con la colaboración de la farmacéutica Abbott, se dirigen, especialmente, a aquellas poblaciones más vulnerables porque tienen más difícil el acceso a los sistemas de salud y la información. Cuatro son los aspectos sobre los que incide en las charlas: la prevención, las pruebas de detección, una mayor conciencia sobre la enfermedad y el tratamiento.