gob.mx
CONAPRED -
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Noticias

José Sánchez Carrasco, jornalero agrícola, muerto por discriminación

Cuerpo de José Sánchez Carrasco, cubierto por una sábana, retirado del lugar de su muerte por personal forense.

Por Ricardo Bucio Mújica *

México, D.F., 13 noviembre 2013.- Agonizó cinco días, a la vista de todas y de todos. Tirado en el piso, envuelto en una cobija. No tenía dinero, ni seguro médico. Presentaba lesiones en la espada y un cuadro severo de deshidratación. En el Hospital General de Guaymas, Sonora, no le brindaron ninguna atención.

José Sánchez Carrasco se llamaba. Tenía 38 años y se dedicaba a la cosecha de sandía. Venía de Guachochi, Chihuahua, en el corazón de la Sierra Tarahumara. Murió sin tener nada. Lo único que poseía era su fuerza de trabajo, que alguien compró sin asumir ninguna obligación con las leyes laborales en brindarle seguridad médica.

El director del Hospital General de Guaymas, Alfredo Cervantes Alcaraz buscó justificar su acción. Nada disculpa el trato desigual y discriminatorio de que fue objeto este jornalero agrícola.

¿Qué clase de sociedad es la nuestra que observó impasible cómo agonizó y murió Sánchez Carrasco? Si la Constitución Política dice que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos humanos, habrá que aceptar que al menos a él se le trató como a un desigual.

José Sánchez Carrasco murió siendo víctima de la discriminación, de la desigualdad de oportunidades, de la falta de respeto absoluto a la dignidad de cada persona y a sus derechos humanos.

No lamentarse sino evitar casos como el de José o lo que se está haciendo habitual que mujeres tengan que ver nacer a sus hijos en la vía pública, porque de igual forma les niegan atención médica, es obligación de todas, es responsabilidad de todos. Desde los ámbitos públicos y privados, la no discriminación, la igualdad de derechos debe ser una realidad.

En el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación creemos necesario actualizar y armonizar la actual legislación para darle un sentido más incluyente y así contribuir al desarrollo social del país; además de procurar y atender las obligaciones contraídas por el Estado mexicano en el tema de los derechos humanos.

Lo ocurrido con José Sánchez Carrasco debe quedar en la memoria colectiva para que no se repita esta trágica historia que va en detrimento de nuestra sociedad.

*Presidente del Consejo Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación (CONAPRED).

@ricardobucio

Fuente: wradio.com.mx