gob.mx
CONAPRED - Boletín:2018 - 037 RECONOCER LA DISCRIMINACIÓN HACIA LAS MADRES DE FAMILIA AYUDARÁ A CAMBIAR ESTA REALIDAD: CONAPRED
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube
CONAPRED EN: IOS Android

Boletines

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

2018 - 037 RECONOCER LA DISCRIMINACIÓN HACIA LAS MADRES DE FAMILIA AYUDARÁ A CAMBIAR ESTA REALIDAD: CONAPRED

Ciudad de México, 9 de mayo de 2018

Boletín de prensa   037/2018

 

  • El embarazo es la principal causa de discriminación laboral a mujeres.

 

  • Las mujeres con hijos tienen menor participación económica que aquéllas que no tienen hijos

 

En el marco del Día de las Madres, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) convoca a reflexionar sobre los desafíos que tiene nuestro país al celebrar este día que enaltece la maternidad, frente a una realidad discriminatoria precisamente hacia las mujeres que deciden tener hijos.

Esta situación les puede impedir el acceso a un empleo, o dejarles sin trabajo, incluso aceptando salarios menores, a la par de obligarles a cumplir una doble o hasta triple jornada de trabajo, en virtud de los estereotipos de género que pesan sobre ellas cargándoles de manera arbitraria las tareas de cuidado del hogar.

Por ejemplo, las mujeres con edades entre 19 y 60 años, que tienen hijos, desarrollan una menor participación económica que aquéllas que no los tienen, revela un estudio del Instituto Belisario Domínguez y el Conapred[1]. Cabe decir que, de acuerdo con los datos estadísticos, a medida que las mujeres tienen más hijos, disminuyen sus posibilidades de tener una fuente de empleo.

Asimismo, persiste la discriminación en el ámbito laboral hacia las mujeres por razones de embarazo o cuidados maternos. Por ejemplo, entre 2017 y el 31 de marzo de 2018, el Conapred radicó un total de 707 quejas por presuntos actos de discriminación sufridos por mujeres, siendo el embarazo la causa que más veces (168) se observa en los expedientes de dichas quejas.

Con frecuencia, las mujeres se enfrentan a diversos estereotipos, prejuicios y estigmas relacionados con su condición de mujeres y la maternidad. Por ejemplo, la Encuesta Nacional sobre Dinámica de las Relaciones en los Hogares de 2011 (ENDIREH) destaca que al 14.2% de las mujeres alguna vez empleadas les han pedido una prueba de embarazo como requisito para ingresar a un trabajo. A quienes se les pidió dicha prueba eran significativamente más jóvenes que aquéllas a quienes no se les solicitó.

Para hacer frente a estas situaciones de discriminación laboral hacia las mujeres, el Conapred impulsa la Norma Mexicana (NMX) en Igualdad Laboral y No Discriminación, con la finalidad de que los centros de trabajo, públicos y privados, lleven a cabo prácticas de igualdad laboral entre hombres y mujeres que favorezcan su desarrollo integral.

Entre otras, destaca el desarrollo de acciones afirmativas como contar con un 40% de mujeres en puestos directivos, impulsar el uso de lenguaje incluyente y no sexista al interior del centro de trabajo, permitir que las mujeres embarazadas -en igualdad de condiciones con otros trabajadores- puedan cambiar temporalmente sus jornadas de trabajo en caso de tener un horario nocturno, así como promover la corresponsabilidad entre mujeres y hombres en el trabajo doméstico no remunerado y el cuidado de hijos e hijas.

Esto porque de acuerdo con la Cuenta Satélite del Trabajo no Remunerado de los Hogares del INEGI (2016) las mujeres dedican un promedio de 38.7 horas semanales al trabajo del hogar no remunerado, en comparación con los hombres, que le dedican solamente 13.2 horas. Datos del INEGI señalan que el total de horas que las mujeres dedican al cuidado de integrantes del hogar equivale a más de tres jornadas de trabajo remunerado a la semana.

Por ello, el Conapred considera que es altamente prioritario construir una política nacional de cuidados desde un enfoque de derechos humanos. Es decir, que se tomen en cuenta tanto los derechos de las personas a ser cuidadas como los de quienes cuidan, lo que permitiría que muchas mujeres que hoy dedican buena parte de su tiempo a cuidar sin recibir un salario, prestaciones ni seguridad social, puedan sumarse al mercado de trabajo sin someterse al desgaste que implica la doble y triple jornada laboral.

 

[1] Vela, Estefanía. La discriminación en el empleo en México. Instituto Belisario Domínguez/Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. 2017.