gob.mx
CONAPRED - Bolet�n:2007 - 027. Necesario reformar leyes para el acceso igualitario a la justicia de personas con discapacidad
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Boletines

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

2007 - 027. Necesario reformar leyes para el acceso igualitario a la justicia de personas con discapacidad

Necesario reformar leyes para acceso igualitario a justicia de personas con discapacidad

Boletín de prensa 027/2007
Martes 8 de mayo de 2007
 
Los códigos civiles de las entidades federativas y del Distrito Federal deberán reformarse para cumplir con el mandato de igualdad en el acceso a la justicia contemplado en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad,afirmó hoy aquí el Subprocurador de Derechos Humanos, Atención a Víctimas y Servicios a la Comunidad de la PGR, Juan de Dios Castro Lozano, al participar en el taller Derechos fundamentales de las personas con discapacidad, organizado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED).
 
Castro Lozano señaló de forma específica que en los procesos civiles, más allá de lo que se indica en la actualidad en los códigos, en el sentido de que las resoluciones deben ser leídas de forma íntegra a las personas ciegas, las mismas deberían ser escritas en Braille y en el caso de los sordos contar con un traductor a la lengua de señas mexicana.
 
Por su parte, la Coordinadora del Programa de la Presidencia del CONAPRED para los Derechos de las Personas con Discapacidad, Amalia Gamio Ríos, recordó en su intervención que México fue el principal promotor de la Convención Internacional referida y reconoció que en nuestro país se han dado avances en la protección a las personas con discapacidad, aunque, dijo, aún falta trabajo por hacer en materia de inclusión.
 
Cambiar el enfoque asistencialista
Reconoció que, si bien en los 31 estados y el Distrito Federal se cuenta con legislaciones destinadas a las personas con discapacidad, es necesario cambiar su "enfoque asistencialista" y precisó que las legislaciones "contienen fines deseables, promesas de hacer cosas pero no señalan tiempos ni responsables de las acciones, no articulan las acciones de las diversas entidades y no involucran a la sociedad civil".
 
Al referirse a la Ley General de las Personas con Discapacidad, a la luz de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, destacó la necesidad de que aquélla sea revisada y, posiblemente, promulgar una nueva ley ya que el instrumento vigente carece de los estándares establecidos en la Convención.
 
En ese sentido, Gamio Ríos se manifestó a favor de la creación de un Consejo para las Personas con Discapacidad fuerte y que dependa de la Secretaría de Desarrollo Social para que pueda coordinar los asuntos de discapacidad.
 
Otra de las debilidades de nuestro sistema jurídico en cuanto a la protección de las personas con discapacidad, es que no existen mecanismos jurídicos para canalizar las violaciones a sus derechos.
Indicó que el CONAPRED entiende la importancia de la sociedad civil en la lucha por la igualdad de oportunidades y en garantizar los derechos de las personas con discapacidad y que el papel de ésta será fundamental en el seguimiento de los compromisos que se adoptan con la suscripción de la Convención.
 
Finalmente, Gamio Ríos anunció que las propuestas presentadas hoy y durante los tres talleres anteriores convocados por el CONAPRED para analizar las partes sustantivas de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad,serán entregadas a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para la consecuente armonización legislativa.
 
Cabe señalar que la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad establece que los Estados-Parte estarán obligados a garantizar que las personas con discapacidad tengan un acceso a la justicia efectivo y en igualdad de condiciones, así como a capacitar a quienes laboran en el sistema judicial para impedir cualquier acto discriminatorio en contra de este sector de la población.