gob.mx
CONAPRED - Bolet�n:2007 - 033. La democracia en Mxico ha traido nuevos temas a la agenda nacional, como la discriminacin
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Boletines

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

2007 - 033. La democracia en Mxico ha traido nuevos temas a la agenda nacional, como la discriminacin

La democracia en México ha traido nuevos temas a la agenda nacional, como la discriminación

Boletín de prensa 033/2007
Colima, Colima 29 de mayo de 2007
 
El avance democrático en nuestro país ha permitido que se hable de discriminación y la necesidad de construir relaciones sociales, económicas y políticas ajenas a la exclusión y la desigualdad señaló Gilberto Rincón Gallardo, presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), al hablar en la inauguración de la VI Semana Cultural de la Diversidad Sexual que se celebra en esta ciudad.
 
En otra parte de su intervención, Rincón Gallardo manifestó que la discriminación siempre ha existido en nuestro país pero que "este fenómeno había pasado prácticamente inadvertido" a pesar de los altos costos que significa por lo que, añadió, "el reto es que las transformaciones legales e institucionales logren incidir en nuestra realidad social para que las prácticas discriminatorias comiencen a desarraigarse".
 
Indicó que hasta el año 2000, el gobierno negaba que existiera discriminación en nuestro país por lo que el avance de México en la carrera democrática ha permitido la apertura de espacios para la discusión del fenómeno discriminatorio.  Logros de este ambiente, señaló Rincón Gallardo, es que se ha permitido demostrar que, en nuestra sociedad, sí existe la discriminación y que la lucha contra la exclusión social es fundamental en la construcción de una sociedad democrática así como la promulgación de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la creación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación en 2003 a los que definió como "avances que se sitúan en la línea de combate institucional de la desigualdad y la exclusión".
 
La importancia tanto de la Ley como del Consejo, dijo, no pueden negarse.  La Ley se encarga de proporcionar seguridad en la igualdad de derechos, libertades y derechos a las personas mientras las instituciones abren los espacios para aplicar la Ley y registrar los problemas no previstos en los instrumentos jurídicos.
 
La discriminación, continúo Rincón Gallardo, se basa en juicios valorativos que tienden a descalificar aquello que se considera inadmisible desde el punto de vista de los estereotipos convencionales.  Por ello, puntualizó, suele ocurrir con frecuencia en el ámbito de la sexualidad y conduce a que la descalificación, el menosprecio y hasta el odio hacia las personas con preferencia sexual diferente a la convencional se encuentre de fondo en las negativas a incorporar el tema en la agenda de los derechos humanos, la justicia y la tolerancia.
 
Ante los asistentes a la inauguración del foro que se realiza en esta ciudad, el presidente del CONAPRED señaló que a pesar de la gravedad del problema que significa la discriminación contra personas con una preferencia sexual no heterosexual, en el ámbito internacional no se ha logrado concretar un documento sobre sus derechos "debido a que la mayoría de los países se resisten a reconocer la diversidad de la sexualidad" aunque reconoció los avances ya registrados en Alemania, Dinamarca, Canadá, Holanda, Noruega, Francia, Italia, Suecia y España e insto a que en las soluciones legislativas que existen en esas naciones busquemos las "orientaciones normativas para la reconfiguración de nuestras instituciones y prácticas sociales".
 
"En gran medida, dijo, los lentos avances en la materia se deben al grave estigma social que pesa sobre la homosexualidad en general".  Manifestó que al colocarse la defensa de los derechos fundamentales como uno de los ejes principales del orden internacional es reflejo de la voluntad política y social que va más allá del discurso y que se traduce en instrumentos jurídicos comunes. 
 
En ese sentido, el presidente del CONAPRED, recordó la reciente aprobación por la Organización de Naciones Unidas de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, de la que México fue su promotor principal, y que con posterioridad a su ratificación por el Senado de la República exigirá reformas a diversos instrumentos jurídicos.  La armonización legislativa con respecto a los contenidos del instrumento internacional deberá incidir en el trato que sea da a las personas con discapacidad en nuestro país, añadió Rincón Gallardo.
 
"A la luz de esta Convención, concluyó, el reto es que seamos capaces de crear instrumentos de validez internacional similares para beneficiar a los demás grupos vulnerados por la discriminación, como sucede con las personas que ejercen una preferencia sexual no convencional".