gob.mx
CONAPRED - Bolet�n:2007 - 035. La sociedad, actor fundamental en la formulacin de polticas pblicas contra la discriminacin
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Boletines

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

2007 - 035. La sociedad, actor fundamental en la formulacin de polticas pblicas contra la discriminacin

La sociedad, actor fundamental en la formulación de políticas públicas contra la discriminación

Boletín de prensa 035/2007
Zacatecas, Zac., 13 de junio de 2007
 
La discriminación es uno de los más grandes desafíos que enfrenta la sociedad para consolidar la democracia manifestó hoy aquí José Luis Gutiérrez Espíndola, Director General Adjunto de Vinculación, Programas Educativos y Divulgación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), al participar en la ceremonia de premiación de los concursos denominados La discriminación como distintivo de una sociedad democrática; La discriminación a través de mis ojos y La discapacidad visual en Zacatecas.
 
Por su parte, Víctor Roberto Infante, representante de la gobernadora en el acto, refirió que el concepto de discriminación es nuevo en la Constitución mexicana y destacó que con la promulgación de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación se dio paso al surgimiento de leyes estatales que han permitido crear mecanismos legales para proteger a diferentes grupos vulnerados.
 
A su vez, la Secretaria Técnica del Consejo Estatal, Claudia Anaya Mota, destacó que quien practica la discriminación no ha reflexionado que somos distintos y que en esto radica la riqueza de la humanidad.
 
Durante el acto, Gutiérrez Espíndola ofreció una conferencia en la que destacó que por las dimensiones, omnipresencia y naturaleza de la discriminación, los programas y medidas destinadas a combatirla no pueden ser sólo producidas en las oficinas de gobierno. Al respecto, precisó que es de fundamental importancia el concurso pleno e incluyente de la sociedad civil y sus organizaciones en la formulación de dichos programas lo que redunda en políticas públicas eficaces y democráticas
 
La discriminación provoca fragmentación
Gutiérrez Espíndola indicó que la responsabilidad principal del combate a las prácticas discriminatorias corresponde al Estado como garante de los derechos para todas las personas, aunque la extensión de aquéllas demanda que la sociedad tenga un papel protagónico en la lucha por erradicarlas.
 
Precisó por su parte que el combate a las prácticas discriminatorias no sólo es necesario porque nuestra Carta Magna la prohíbe, sino porque es un fenómeno que provoca fragmentación social; niega derechos y oportunidades, alentando procesos de exclusión que, a su vez, conducen al desperdicio de recursos, talentos y experiencias y que también genera, reproduce y acentúa marginación, pobreza y desigualdad.
 
Las políticas contra la discriminación, dijo, no pueden ser única y exclusivamente una atribución del o los gobiernos porque su efectividad y trascendencia se vería sumamente restringida a los ámbitos en los cuales los ciudadanos entran en contacto con el gobierno, sino tienen que ser políticas públicas, construidas, aplicadas y evaluadas por la sociedad para que emanen de ésta y sean práctica cotidiana de la misma.
 
Gutiérrez Espíndola señaló que la discriminación es un conjunto de actitudes, conductas individuales y prácticas sociales e institucionales que encierran desprecio a otras personas o grupos, algunos de ellos más propensos a sufrirla por la estigmatización existente en su contra. Al ser un fenómeno tan enraizado, continuó, en la estructura y cultura de nuestra sociedad y del que potencialmente todos podemos ser objeto de ella en determinado momento y circunstancia, la discriminación debe ser combatida desde distintos frentes.
 
Indicó que la existencia de grupos sociales estigmatizados para los cuales la discriminación tiene mayor profundidad ha conducido a que el CONAPRED distinga algunos grupos vulnerados conformados por mujeres, niñas y niños, adultos mayores, personas con discapacidad, minorías religiosas, personas con preferencia sexual distinta a la heterosexual, indígenas, migrantes, desplazados y refugiados.
 
A la ceremonia asistieron también el diputado Adán González Acosta, Presidente de la Legislatura por el mes de junio y el doctor Eladio Navarro Bañuelos, Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.