gob.mx
CONAPRED - Noticia: Aprueba Estado de México prisión vitalicia para feminicidas
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Noticias

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

Aprueba Estado de México prisión vitalicia para feminicidas

Icono Mujeres
Toluca, Estado de México., 18 noviembre 2011.- El Congreso del Estado de México aprobó aplicar prisión vitalicia en casos de feminicidio, homicidio calificado, violación tumultuaria y violación con muerte de la víctima.
 
Con 71 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones, los legisladores mexiquenses determinaron aumentar también las sentencias hasta llegar a prisión vitalicia para los secuestradores que propicien la muerte de la víctima, delito que será considerado como homicidio calificado, explicó el priista Pablo Basáñez.
 
“La prisión vitalicia es una pena adecuada al fenómeno de la criminalidad y una demanda de la sociedad mexiquense que exige sanciones más duras para quienes lastiman el tejido social”, coincidieron los diputados.
 
Las bancadas de PAN, PRI, PRD, Panal, PVEM y PT avalaron por mayoría las reformas al artículo 7 de la Constitución local propuestas por el gobernador Eruviel Ávila, diputados del PRD y un legislador independiente.
 
Al dictamen avalado hace dos días en comisiones legislativas se le agregó una propuesta presentada por el panista Gustavo Parra Noriega para reformar el artículo 425 del Código de Procedimientos Penales, a fin de que se autorice una revisión de oficio cada 10 años tratándose de condenas ejecutoriadas, siempre que existan nuevos elementos de prueba.
 
Representantes de todos los grupos parlamentarios coincidieron en que la reforma, más allá de ser una propuesta de partidos o gobernantes, es la inquietud de los ciudadanos mexiquenses que exigen acciones contundentes en materia de seguridad y procuración de justicia.
 
El líder del PRD, Juan Hugo de la Rosa García, dijo que dicha medida vulnera los derechos humanos de los detenidos, al negarles la posibilidad de la readaptación social.
 
“La autoridad, más que adoptar criterios de desesperación social, tiene que asumir criterios de eficiencia. La prisión vitalicia no eficaz para la prevención del delito y va en contrasentido de los derechos que buscan el respeto a la dignidad”, dijo el perredista.
 
En respuesta, Horacio Jiménez, diputado de Convergencia, dio a conocer que el sistema de readaptación social ha fracasado, aunado a que los autores de los delitos de alto impacto tienen un perfil psicológico que impide su reinserción social.
 
A nombre del PAN, Karina Labastida dio a conocer que la prisión vitalicia es un mensaje claro y firme a la actividad de los delincuentes, aunque esta medida debe estar sostenida con políticas de prevención y disuasión.
 
Carlos Iriarte, legislador del PRI, señaló que la aprobación de esta reforma atiende una demanda de la ciudadanía en materia de justicia, que se suma a otras leyes que dotan de más herramientas a las autoridades para garantizar la seguridad de la sociedad.
 
La reforma prevé endurecer los delitos descritos cuando exista complicidad de algún servidor público o se realicen utilizando las funciones del mismo.
 
También señala que el encubrimiento en estos casos será sancionado con penas que van de cuatro y ocho años de prisión y de 100 a 300 días multa; sin embargo, cuando haya varias denuncias se aplicará la pena máxima de 70 años.
 
En el caso específico del homicidio calificado, se señala que la pena será de 40 a 70 años de prisión y de 700 a 5 mil días de multa; lo mismo que en feminicidios y delito de violación.
 
El resolutivo incluye una reforma al artículo 23 del Código Penal, en la cual se indica que la prisión vitalicia equivale a una pena, cuya duración es igual a la vida del sentenciado.
 
En tribuna, Antonio García Mendoza, diputado del PSD, reiteró que la ciudadanía “exige mano dura para abatir la delincuencia y que los perpetradores de los crímenes más serios no deben escapar al castigo extremo.
 
En tanto, la priista Cristina Ruiz aseguró que se trata de “una forma de pena severa y ejemplar a las conductas que más nos lastiman como sociedad”.
 
Su correligionario, Pablo Basáñez, precsó que la rehabilitación no prospera en quienes perpetran este tipo de delitos.
 
Horacio Jiménez López, de Movimiento Ciudadano, indicó que se ha demostrado en el tiempo que los intentos de readaptación social han fracasado, ocasionando el deterioro del tejido social y obstaculizando el desarrollo de un país. “Son delincuentes con una construcción psicológica que no pueden readaptarse y más vale tenerlos recluidos”, dijo.
 
Fuente: Milenio Diario.