gob.mx
CONAPRED - Noticia: Misoginia, celos y violencia familiar, causas de feminicidios en el Estado de México
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Noticias

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

Misoginia, celos y violencia familiar, causas de feminicidios en el Estado de México

Icono Mujeres
Toluca, México., 19 agosto 2008.- Menosprecio a la mujer, celos patológicos y violencia intrafamiliar son las principales causas de los asesinatos dolosos de mujeres, fenómeno que en años recientes ha ido en aumento en la entidad, señalaron investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).
 
Según la fiscalía especial de la procuraduría mexiquense para la atención de delitos cometidos contra mujeres, de 2005 a la fecha se han registrado más de 497 homicidios, de los cuales la mitad están resueltos.
 
Al entregar el informe final de un estudio sobre feminicidios en territorio mexiquense, elaborado por investigadores de la UAEM, el sociólogo Nelson Arteaga Botello detalló que la mayoría de esos crímenes se comete en entornos de alta marginación y en sectores con niveles de educación mínimos, sobre todo en zonas periféricas de los centros urbanos, donde se conjugan estos factores. La mayor incidencia se observa en Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y La Paz, entre otros municipios.
 
El estudio, que incluye un análisis documental de averiguaciones previas, entrevistas con homicidas y con familias de los involucrados, revela que, en general, los homicidas suelen ser varones poco tolerantes y con un concepto muy devaluado de las mujeres, lo que propicia respuestas violentas; es decir, existe un rechazo a la atribución de facultades a la mujer y a la posibilidad de que ella tome decisiones.
 
La mayoría de los homicidios de mujeres forman parte de una postura contraria a que ellas adquieran un papel relevante en términos económicos o de decisión, o que elijan qué hacer con su vida y con su cuerpo, explicó Nelson Arteaga.
 
El estudio identifica cinco tipos de violencia que desencadenan en los homicidios:
 
El primero es la violencia de posesión (31 por ciento de los casos). Primero existe una manipulación sobre el cuerpo de la mujer, lo que en ocasiones se traduce en violación y posteriormente en asesinato.
 
En segundo lugar, con 30 por ciento de los casos, está la violencia homicida, que generalmente va acompañada de otro delito, como robo o secuestro.
 
En tercer lugar está la violencia pasional, con 16 por ciento de los casos, la cual tiene origen en una relación sentimental víctima-victimario.
 
La violencia intrafamiliar tiene el mismo porcentaje de casos. Se caracteriza por un largo proceso de agresiones previas antes del homicidio.
 
En último lugar se encuentra la explotación sexual, con 7 por ciento de los casos. Las víctimas son trabajadoras sexuales.
 
El estado de México es una de las entidades donde más mujeres son asesinadas. En 2005 se iniciaron 105 averiguaciones previas; en 2006 sumaron 138 (30 por ciento más) y en 2007 la cifra alcanzó 161 casos.
 
En lo que va de este año se han contabilizado 100 asesinatos.
 
Fuente: La Jornada.