gob.mx
CONAPRED - Noticia: Hay 95 mil niños en situación de calle, según el DIF
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Noticias

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

Hay 95 mil niños en situación de calle, según el DIF

Icono Niños y Niñas
México, D.F., 29 enero 2009.- Sacar a un niño de la calle resulta una tarea sumamente compleja y difícil para el DIF, ya que en torno a esta problemática se involucran ganancias de hasta 500 pesos diarios y grupos de mafias dedicadas a enviciar y fomentar su permanencia en las esquinas, debajo de los puentes y en los parques.
 
La directora de Protección a la Infancia del DIF Nacional, Ana Patricia Elías, informó que en México alrededor de 94 mil 795 niños se encuentran en condición de calle y la gran mayoría, de acuerdo con sus propios diagnósticos, obtiene por realizar actividades de mendicidad de tres a cuatro salarios mínimos, inclusive llegan a ganar hasta 500 pesos diarios.
 
“Es común que se les acerquen bandas de delincuentes que les ofrecen hasta 500 pesos diarios si realizan diversos ilícitos como prostitución, venta y traslado de drogas. Algunos hasta les prometen reunir los 3 mil dólares mensuales que exige el coyote, para pasarlos a Estados Unidos. Salir de estos círculos de padrotes y delincuentes organizados es sumamente difícil”.
 
Por pedir limosna, vender chicles, limpiar parabrisas, cargar diablitos en la Central de Abasto o bolsas en el mercado, obtienen un salario que resulta imposible cubrir con los programas sociales, “es muy difícil sacarlos de la calle y decirles que ya no deben recibir ese dinero, que lo que van a obtener es una beca, capacitación y educación. Ellos, además, no aceptan las reglas”.
 
Un niño en condición de calle, dijo, se enfrenta a la explotación laboral y sexual, sufren constantes atropellamientos vehiculares, por lo regular consumen drogas o están involucrados en el tráfico; en el caso de las niñas y adolescentes enfrentan embarazos no deseados, toda clase de enfermedades de transmisión sexual, y el problema es que no tienen acceso a los servicios de salud, y menos aún a los anticonceptivos.
 
Elías reconoció que sacar a un niño de la calle puede llevar años, aun cuando se cuentan con programas muy eficientes e integrales como son “De la calle a la vida”, “Menores trabajando”, que buscan romper ese círculo más allá del asistencialismo y procurar que los hijos de esos niños no repitan la historia.
 
“Hay varias etapas, primero se trabaja con el niño en la calle cuyas edades varían de cero a 18 años, luego se les pasa a los centros de día y de ahí se pasan a los albergues, más tarde se les integra a un esquema conocido como hogares funcionales en los que 8 o 10 niños forman su propia familia y después los que ya crecieron, aun cuando ya pasan de los 20 años, se les ayuda a que puedan vivir solos, claro, con supervisión, y puedan trabajar y estudiar al mismo tiempo. Éste es un proyecto de vida independiente”.
 
Todo este proceso, precisó, dura años. “Si un niño ha vivido 10 años en condición de calle, sacarlo de esa inercia es un proceso larguísimo, pero si tiene un año es mucho más rápido sacarlo”.
 
En el caso de los niños desvinculados totalmente de sus familias, que trabajan, duermen debajo de los puentes, coladeras, o en las cercanías de parques o metros, que viven realmente en la calle, la situación resulta aún más complicada. Se trata de 5 por ciento de los 94 mil 795 niños, que representan alrededor de 4 mil 750 infantes, cuya problemática se relaciona más con la drogadicción, la prostitución, el maltrato de parte de autoridades, de policías y bandas de delincuentes.
 
Perfil del niño en condición de calle
El DIF cuenta con un perfil muy claro de quienes son estos niños, cuya vida y sobrevivencia transcurre en la calle, aun cuando regresan por la noche o la madrugada a dormir a sus hogares.
 
La mayor parte de los niños viven con sus familias. Se trata de grupos que antes se dedicaban al campo y que se quedaron sin la opción de sembrar, o que perdieron su fuente de empleo en la pesca, y que decidieron, por lo mismo, emigrar a las grandes ciudades donde no les queda de otra que pedir limosna en las calles.
 
En la Ciudad de México, por ejemplo, muchas de esas familias migrantes provienen de Chimalhuacán, Nezahualcóyotl, Chalco, Oaxaca, Michoacán o Campeche.
 
Por lo regular, este tipo de familias viven en cuartos pequeños prestados o rentados, en casas de lámina, en alguna azotea o en un predio junto con otras personas.
 
Otro dato importante del diagnóstico del DIF es que 90 por ciento de los niños van a la primaria. En este grado escolar se detectan más casos de niñas que de niños que acuden a las aulas de estudio, en una proporción de 47.4 varones por 49 mujeres.
 
Cuando esos mismos niños pasan a secundaria, es más alto el número de niños que de niñas que cursan este grado escolar, es decir, la proporción es de 43.5 varones por 39.5 mujeres.
La mayor parte ha tenido contacto con alcohol, tabaquismo y drogas ilegales y, hasta el momento, 5 por ciento de los niños y adolescentes, los cuales ya rompieron definitivamente los vínculos con sus familiares, sufren de adicciones severas.
 
Centros de Día
Elías comentó que en diversas entidades del país los DIF estatales crearon los denominados Centros de Día que permiten a los padres de familia que se encuentran en condición de calle dejar a sus niños pequeños para evitar que se enfermen, sufran atropellamientos o algún riesgo.
 
Esencialmente en cada municipio se instaló un Centro de Día, aunque hay localidades como el Distrito Federal o Guadalajara que tienen alrededor de 16 de estos espacios donde la gente puede dormir, bañarse, lavar su ropa y comer, repasar sus lecciones o aprender oficios, recibir atención médica y psicológica. Salir y entrar libremente.
 
“Se trabaja muchos con ellos para evitar que los adolescentes y niños, así como las familias, abusen y vean los centros como lugares de paso. Trabajamos con su autoestima, en sus valores y sus derechos. No es una labor fácil, es sumamente difícil, pero se tiene éxito a lo largo de varios años”, dijo la directora.

Fuente: Milenio Diario.