gob.mx
CONAPRED - Bolet�n:2018 - 18. CONAPRED Y LA SECRETARA EJECUTIVA DE SIPINNA EMITEN LINEAMIENTOS SOBRE LA GARANTA DEL DERECHO A LA NO DISCRIMINACIN ANTES, DURANTE Y DESPUS DE UN SISM0
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Boletines

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

2018 - 18. CONAPRED Y LA SECRETARA EJECUTIVA DE SIPINNA EMITEN LINEAMIENTOS SOBRE LA GARANTA DEL DERECHO A LA NO DISCRIMINACIN ANTES, DURANTE Y DESPUS DE UN SISM0

Boletín de prensa 18/2018

Ciudad de México, 18 de marzo de 2018

 

Los Lineamientos surgen de la necesidad de contar con medidas de actuación ante los sismos con una perspectiva de no discriminación

Los grupos en situación de vulnerabilidad son más propensos a sufrir daños y ver afectada su integridad física en desastres naturales

 

El sismo del 19 de septiembre de 2017 puso en evidencia que los principales daños y afectaciones por este tipo de fenómenos naturales se acumulan principalmente sobre poblaciones en contextos de discriminación. Ante ello, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (SIPINNA) lanzaron los “Lineamientos generales con perspectiva de no discriminación para la prevención, actuación desde la protección civil y reconstrucción relacionadas con los sismos”.

 

En la experiencia que dejó el pasado sismo se evidenció que hay personas más propensas a ver afectada su integridad física y seguridad personal, como lo son las mujeres, niñas y niños, personas indígenas y personas con discapacidad. Sin embargo, se carece de protocolos de seguridad e información suficientes que resulten accesibles, próximos y armónicos con los derechos y necesidades de estos grupos.

 

Los Lineamientos -fundamentados en estándares internacionales y en el diálogo con la sociedad civil- ofrecen parámetros para proteger a estas personas frente a actos de discriminación antes, durante y después de un sismo.

 

Asimismo, señalan una ruta de acción para la Administración Pública Federal, con el propósito de dar continuidad a sus obligaciones de proteger, promover y garantizar el derecho a la no discriminación, incluso en contextos de desastre natural.

 

A seis meses del sismo, se destacan dos elementos de mayor importancia para evitar catástrofes sociales. El primero es colocar al alcance de la población en contextos de discriminación los recursos necesarios para la protección de la salud psicosocial de quienes podrían experimentar situaciones de estrés acumulado, como ocurre con las niñas y niños, las personas con discapacidad y las personas adultas mayores.

 

El segundo se refiere a garantizar los derechos a la comunicación y la información de las personas con discapacidad, lo cual implica promover que se utilicen de manera regular intérpretes de Lengua de Señas Mexicana, subtitulado electrónico, sistema Braille y otros que resulten pertinentes para la difusión de los mensajes oficiales sobre la emergencia y su evolución.

 

La observación de los sismos y sus consecuencias desde la perspectiva de no discriminación evidencia que los principales daños se acumulan sobre poblaciones colocadas previamente en contextos de discriminación. Es fundamental comprender que la protección y el apoyo que se les debe brindar tienen que ser respetuosos de su autonomía y dignidad, en espacios seguros que estén también libres de discriminación.

 

De manera transversal, la acción del Estado debe incluir criterios de accesibilidad, diseño universal, pertinencia cultural y lingüística. Esto implica que los planes de reconstrucción y de atención a víctimas deben ser pensados para que resulten accesibles, próximos y armónicos con los derechos de las mujeres, niñas y niños, personas con discapacidad, personas adultas mayores, trabajadoras del hogar, migrantes, así como pueblos y comunidades indígenas.

 

En virtud de lo anterior, CONAPRED y la Secretaría Ejecutiva del SIPINNA ofrecen estos Lineamientos para que sean revisados, discutidos y apropiados por autoridades, academia y sociedad civil. Esto, con el propósito de hacer patente que la acción pública frente a los sismos tiene que incluir el derecho a la no discriminación, con la finalidad de contribuir a que seamos una sociedad mejor preparada para enfrentar los desastres naturales y proteger la diversidad de la población mexicana.