gob.mx
CONAPRED - Noticia: 8 de abril: Día Internacional del Pueblo Gitano - Romaní
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Noticias

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

8 de abril: Día Internacional del Pueblo Gitano - Romaní

Fragmento de la obra pictórica

Se denominan gitanos, romaníes, zíngaros o pueblo gitano a una comunidad o etnia originaria del Subcontinente Indio, que data de los Reinos medios de la India, con rasgos culturales comunes aunque con enormes diferencias entre sus subgrupos.

Se encuentran asentados principalmente en Europa, ya que de hecho son la mayor minoría étnica de la Unión Europea, aunque están presentes también, pero en menor proporción, en el resto del mundo. El Día Internacional del Pueblo Gitano se celebra el 8 de abril recordando aquel día de 1971 en Londres donde se instituyó la bandera y el himno de la Comunidad.

Cuadro La llegada de los gitanos a España, de Montserrat Motos Jiménez.

Arriba imagen interactiva con información del tema.

Dado que se pueden encontrar en multitud de países de todo el mundo, existen una gran variedad de etnónimos. Los principales son los siguientes:

- Zíngaros: Término derivado probablemente del griego Ατσίγγανος (literalmente intocable), nombre atribuido a una secta maniquea procedente de Frigia, aunque hay lingüistas que la consideran una falsa etimología. De este término provienen los derivados en alemán (Zigeuner), en húngaro (cigány), en México en algunas zonas geográficas les llaman húngaros, en italiano (zingaro), en idioma turco "cingene" y en portugués y gallego (cigano). En francés se usa con doble ortografía (tzigane o tsigane). Algunos romaníes prefieren la forma sin z, porque esta letra les recuerda al tatuaje empleado por los nazis en los campos de concentración para identificarlos.

- Bohemios: Término utilizado en francés (bohémiens o boumians) por haber entrado los gitanos europeos en el siglo XV mediante un salvoconducto del rey de Bohemia.

Sin embargo, continúa siendo un desafío polémico para la antropología, la historia y la sociología a la hora de explicar sus orígenes, su evolución en el tiempo y sus estrategias de supervivencia en sociedades dentro de las cuales siempre son minoritarios.

La opinión más extendida afirma, a partir de análisis genéticos y lingüísticos y a la vista de los documentos conservados, que proceden de la región del Panyab, conocido en español como "Punjab", más precisamente de zonas comprendida entre India y Pakistán.30 Los datos lingüísticos, en concreto, apuntan a que los antepasados de los gitanos vivieron en el noroeste de la India, antes de migrar al Occidente pasando por la costa sur del mar Caspio.

La lengua gitana es el romaní, un idioma indoeuropeo.

Un estudio del año 2003, publicado por la revista Nature,43 sugiere que el romaní está relacionado con el cingalés, todavía hoy hablado en Sri Lanka. En la actualidad, sin embargo, la mayoría de los gitanos del mundo habla la lengua del territorio en que habita, adaptándola mediante el fenómeno llamado pidgin. Según algunas autoridades las lenguas gitanas se agrupan de la siguiente manera:

- grupo del Danubio representado por los kalderash, lovara y curara;

- grupo balcánico occidental que comprende a istrios, eslovenos, javates y arlija;

- grupo sinto: eftavagarja, kranarja, krasarja y eslovaco;

- grupos rom de Italia central y meridional;

- grupo británico: romaní galés (ya desaparecido) y anglo-romaní;

- grupo fínico;

- grupo greco-turco o greco-romaní.

- grupo ibérico: caló o hispano-romaní, que es una trasposición léxica del vocabulario romaní sobre la sintaxis y la gramática del español. Se habla en España, Portugal, Andorra y Gibraltar por la población gitana. Erromintxela es el nombre que recibe el habla de los gitanos del País Vasco (buhameak o ijitoak). Es una variante del idioma romaní, con grandes influencias del euskera.

Una de las causas que se relacionan con la exclusión de los gitanos es su tendencia a la itinerancia. La profesora Teresa San Román ha estudiado las diferentes medidas legislativas promulgadas por las autoridades españolas y ha comprobado cómo existió desde el principio una contradicción interna en la lógica de esas disposiciones: "La tendencia a la asimilación durante el siglo XVII y la primera mitad del XVIII es creciente, pero se limitaban los lugares donde poder asentarse, se restringen los oficios…". Los legalmente avecindados eran expulsados una y otra vez, y la lógica de sedentarización forzosa/expulsión se sucederá en todos los países y en todas las épocas.

La socióloga María Helena Sánchez recuerda que los castigos hacia la comunidad gitana recaían tradicionalmente sobre las poblaciones sedentarizadas, lo que hacía poco atractivo el asentamiento. Al mismo tiempo, la restricción en el ejercicio de oficios conlleva el ejercicio de profesiones itinerantes y estacionales. El nomadismo, en cierta medida, no es una causa, sino una consecuencia de la persecución y la marginación.

Son una comunidad muy diversificada, en el ámbito internacional, sin territorio propio definido, y en la práctica sin instituciones políticas o sociales propias hasta el último siglo. Idealmente, se conoce a la nación gitana como Romanestán, concepto o reclamación similar en cierto modo al de otros pueblos o etnias sin Estado, como los kurdos y su Kurdistán o el del pueblo judío antes del establecimiento de Israel como territorio geográfico para este fin.

La lengua romaní tampoco presenta una homogeneidad o extensión que permita hablar de un único idioma transnacional gitano, pues las comunidades romaníes de los distintos países suelen adoptar o adaptar la lengua dominante del territorio en que se encuentran. Los romaníes de todo el mundo presentan diferentes características antropométricas, culturales y sociales que dificultan su categorización bajo una sola familia étnica, por lo que a menudo es difícil obtener datos fiables a partir de un censo común.

La población mundial de romaníes y su localización geográfica se desconoce con exactitud. La cifra más aceptada, procedente de datos agregados por países47 podría rondar los doce millones de personas, de los cuales diez se concentran en Europa. Algunas fuentes alcanzan hasta un total de cuarenta millones.

COMUNICADO DE LA FUNDACIÓN SECRETARIADO GITANO – ESPAÑA.

Hagstags del 8 de abril:  #DiaPuebloGitano       #PrejuiciosAbsurdos

Un año más, el martes 8 de abril, conmemoramos el Día Internacional del Pueblo Gitano. Una fecha para la celebración, para hacer más visible la unidad y la diversidad de los gitanos y gitanas de todo el mundo y las importantes aportaciones romanís a la cultura universal. Un día para buscar la solidaridad, el apoyo y el afecto del conjunto de la sociedad.

Una fecha también para recordar la historia del pueblo gitano y su recorrido europeo desde la India, y a aquellos gitanos y gitanas que fueron víctimas del genocidio nazi y de distintas persecuciones a lo largo de los siglos.

TRES VIDEOS DE LA CAMPAÑA DE LA FUNDACIÓN SECRETARIADO GITANO, DE ESPAÑA "CONÓCELOS ANTES DE JUZGARLOS".

Este 8 de abril es además importante por lo ocurrido en Europa. Aunque hemos visto importantes avances en los últimos años, en políticas de inclusión y de igualdad de trato, con el impulso de las instituciones europeas, estos avances son todavía muy frágiles para la comunidad gitana y con poco impacto real en las vidas de muchas familias que siguen padeciendo situaciones de exclusión y pobreza extrema. La plena ciudadanía e incorporación social en la Unión Europea continúa siendo una reclamación vigente.

Seguimos viendo episodios de rechazo y expulsiones, con ejemplos muy cercanos, como el simbólico caso de la niña Leonarda Dibrani o las inadmisibles declaraciones del Ministro de Interior francés. Continuamos asistiendo a una flagrante carencia de garantías en la igualdad de trato y en la libre circulación, o presenciamos en algunos países ataques violentos y escolarizaciones segregadas. Vemos cómo se criminaliza, desaloja y expulsa a familias de un Estado a otro sin garantizar los derechos humanos universales. Siguen produciéndose registros por perfil étnico y declaraciones institucionales que estigmatizan la imagen de estas personas e incitan a la discriminación y el rechazo. Vemos, en fin, con gran preocupación, cómo está aumentando en Europa el estereotipo del gitano como una carga social, el antigitanismo, los ataques racistas y el discurso del odio.

La cuestión gitana en Europa dista aún mucho por resolverse. La situación que siguen padeciendo millones de personas gitanas en la UE está poniendo en cuestión la validez del propio proyecto europeo. Un proyecto, un ideal, basado en la igualdad, la justicia social y la solidaridad del que vemos cómo muchos Estados pretenden hacer una excepción con los gitanos incumpliendo no solo esos ideales, sino también los Tratados, las Directivas y los diversos cuerpos normativos de los que nos hemos dotado para consolidar una Europa comprometida con la defensa de los derechos de las personas.

En España, tenemos además que recordar, un año más, los terribles efectos de la crisis en las personas más vulnerables, entre ellas, muchísimas familias gitanas. Contamos en nuestro país con una buena trayectoria en las políticas de inclusión de la comunidad gitana, en muchos aspectos considerada modélica para otros, pero al mismo tiempo estamos viendo cómo cada vez hay más desigualdad, cómo las respuestas a la crisis, los recortes y la falta de inversiones, están afectando cada día más, y con más dureza, a los más desfavorecidos.

La Estrategia Nacional de Inclusión de la Población Gitana apuesta por 4 prioridades, en las que se asienta el Estado de Bienestar y que requieren la implicación de todas las administraciones públicas involucradas: el Empleo, con políticas específicas que promuevan el acceso al mercado laboral; la Educación, con políticas que garanticen la finalización del periodo obligatorio de la enseñanza; en Vivienda, con políticas que combatan la segregación residencial y en Salud, con políticas que garanticen el acceso en igualdad al sistema sanitario.

Junto a esto, también es necesario avanzar en la defensa de las víctimas de discriminación a través de la aplicación más efectiva de la legislación sobre igualdad de trato y no discriminación y en la garantía del derecho a una imagen social digna de la comunidad y de las personas gitanas.

En este 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano, dedicamos el cartel conmemorativo a “La llegada de los gitanos a España”, hace aproximadamente seis siglos. Nos gustaría que esta celebración, manteniendo su sentido de recuerdo y respeto hacia las víctimas de tantas persecuciones, pudiera ser cada año un poco más festiva y cultural, y menos reivindicativa y de denuncia, pero los tiempos que nos toca vivir no están, por el momento, ayudando mucho.

Es por tanto imprescindible que todos pongamos nuestro empeño, las instituciones europeas, los gobiernos (estatal, autonómicos y locales), las ONG, la sociedad civil… para avanzar en políticas más activas de inclusión y en el fortalecimiento del Estado de Bienestar con el fin de garantizar la igualdad de oportunidades para todos y reducir la brecha creciente de la desigualdad.

Fuente: Wikipedia, Fundación Secretariado Gitano (España) y obra pictórica "La llegada de los gitanos a España", de Montserrat Motos Jiménez.

INFORMACIÓN RELACIONADA.

Bruselas denuncia el aislamiento de los gitanos en la Unión Europea.

Suecia admite que durante 100 años marginó y esterilizó al pueblo gitano.