Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube
CONAPRED EN: IOS Android

Discriminación Niñas, Niños y Adolescentes

Icono para el  grupo de las niñas y niños

En México hay alrededor de 32.8 millones de niñas, niños y adolescentes menores de 15 años, que representan 27.4% de la población (INEGI 2015). En el país existe legislación que protege y reconoce sus derechos: el artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, entre otras que tutelan el interés superior de la infancia y, a nivel internacional, la Convención de los Derechos del Niño.

La situación de discriminación que enfrentan las niñas, niños y adolescentes (NNA) en México se debe fundamentalmente a cuestiones como sus procesos de formación y desarrollo, así como a la relación de poder que sostienen con otras personas para tener acceso a sus derechos reconocidos, toda vez que no se les considera como titulares de los mismos.

La violencia intrafamiliar y la falta de conocimiento, entre otras circunstancias, impiden a la niñez el pleno goce de sus derechos, lo que facilita que éstos sean repetidamente vulnerados.

La discriminación hacia NNA es estructural. Por muchos años no fueron reconocidos como titulares de derechos y, a pesar de que hay ya legislación que protege los derechos de NNA, todavía se considera a la niñez como una fase previa a la adultez; en consecuencia, sus derechos todavía se ponen en tela de juicio cotidianamente.

2 De igual manera, existen nociones y estereotipos que no han permitido que NNA participen en la vida social y gocen plenamente de sus derechos, como los paradigmas de que son una especie de propiedad familiar, la construcción social de la infancia como algo que atañe exclusivamente a la vida privada y la concepción del valor posterior que niega su presente en función de la “esperanza del futuro” (REDIM 2016).

Del mismo modo, existen estereotipos fuertemente arraigados en la sociedad: “los niños y niñas no se dan cuenta de lo que pasa a su alrededor” o “los adolescentes no saben lo que quieren” son expresiones a menudo escuchadas y son ejemplos claros del tipo de representaciones sociales que obstaculizan el disfrute de garantías y libertades y han invisibilizado las experiencias de vida de este grupo de la población.  

Para más información consulta la ficha temática: