gob.mx
CONAPRED - Bolet�n:2020 - 019. Discriminatorio limitar acceso a personas con necesidades particulares a supermercados y establecimientos que comercializan alimentos y productos esenciales
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube

Boletines

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

2020 - 019. Discriminatorio limitar acceso a personas con necesidades particulares a supermercados y establecimientos que comercializan alimentos y productos esenciales

Ciudad de México, 29 de abril de 2020

Boletón de Prensa 019/2020

Durante la actual emergencia sanitaria, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) ha tenido conocimiento de prácticas implementadas en establecimientos comerciales que, en principio, buscan proteger a grupos específicos de población, pero que en realidad resultan discriminatorias y excluyentes.

Una de ellas es limitar el acceso de personas adultas mayores en ciertos horarios; negar la entrada a mujeres embarazadas y restringir el acceso de madres o padres con niñas y niños que no pueden ser dejados al cuidado de terceros.

Asimismo, a personas con discapacidad y quienes les cuidan, e incluso aquellas que no utilizan cubrebocas o caretas protectoras.

Además de las acciones de higiene, sana distancia y sanitización dispuestas por la Secretaría de Salud, se exhorta a las personas dueñas, encargadas y trabajadoras de establecimientos comerciales a que consideren las siguientes medidas:

1.- Los horarios de compra para personas adultas mayores o mujeres embarazadas deben ser preferentes y no restrictivos. Es decir, si no acuden en los horarios preestablecidos por las tiendas, deben poder realizar sus compras.

2.- Brindar prioridad de acceso a personas adultas mayores y con discapacidad, así como mujeres embarazadas y jefes y jefas de familia con niñas o niños a su cargo que se encuentran en situación de mayor desventaja y necesidad de cuidado.

3.- Facilitar la compra de artículos esenciales y no obstaculizar dicha actividad a ninguna persona por razones injustificadas como la edad, discapacidad, embarazo, profesión o condición de salud, ni ninguna otra.

Durante esta emergencia sanitaria es preciso colaborar para que nadie pierda la oportunidad de tener a su disposición alimentos, medicinas y otros bienes esenciales.

Las medidas que se adopten deben contribuir a que quienes tienen mayores dificultades para hacer compras y las que tienen a personas dependientes bajo su cuidado, puedan hacerlo de manera efectiva y en buenas condiciones.