gob.mx
CONAPRED - Noticia: Memoria de raíz negra, una obra para reivindicar y visibilizar el papel de la mujer afro
Tel. +52(55) 5262 1490 y 01 800 543 0033
SIGUENOS EN: Twitter Facebook You Tube
DISCRIMINACIóN EN MéXICO

Noticias

Compartir en Facebook (abre nueva ventana) Compartir en  Twitter (abre nueva ventana)

Memoria de raíz negra, una obra para reivindicar y visibilizar el papel de la mujer afro

Foto de Jessica Esther Moreno y actriz colombiana Fabiana Medina actuando en un escenario de treatro

Este es un proyecto de la mexicana Jessica Esther Moreno, bajo la dirección de la actriz colombiana Fabiana Medina, donde se busca reconocer la importancia y romper con los estereotipos de las mujeres afrodescendientes en la sociedad actual. La obra se estrena este jueves en el Teatro Quinta Porra a las 7:30 p.m.

Jessica Esther Moreno, actriz y cantante, llegó a Colombia hace cuatro años con un solo propósito: encontrarse. Huyó de México, su país natal, debido a la exclusión que sufría por su color de piel. Sin embargo, al pisar suelo colombiano no se sintió como una extraña, sino como alguien que volvía a su tierra.

La mexicana no conocía qué eran las personas afro – siendo una de ellas. Al hablar con varias mujeres negras de Colombia comprendió el significado y en ese momento, según ella, su vida cambió. Cogió su maleta y regresó a México con el objetivo de conocer más de sus raíces. En dicho proceso conoció varios colectivos que le enseñaron la historia y la lucha de los afros en México.

“Comprendí que no sabía que era una mujer afro, no porque yo no quisiera, sino porque nadie de mi comunidad tenía conocimiento y por eso nos sentíamos excluidas de la sociedad”, dice Jessica.

La mexicana empezó un proceso de enseñanza tanto en su país como en Colombia para que otras mujeres, al igual que ella, encontraran su razón de ser.

“Cuando asumo que soy una mujer afro, me empiezo a vincular con colectivos afrodescendientes en México y ahí me doy cuenta de que sí existe una lucha pero que está invisibilizada por distintas razones”, explica la artista.

Jessica, en su lucha de que más personas se unan a su movimiento, empieza a crear relaciones en los dos países. Ahí es donde conoce a la actriz Fabiana Medina, quien dirige el teatro Quinta Porra y el colectivo Mukash Mukashi. “La gente llega y dice que quiere hacer un proyecto y las puertas siempre están abiertas. Ella llegó y habló, algo que no todos se atreven a realizar, nos gustó lo que nos plantó y empezamos un proceso”, afirma la directora Medina.

Las dos empezaron a tocar varias puertas para darle luz al proyecto que la mexicana quería hacer y fue hace tres meses cuando todo dio fruto. Jessica ganó una de las becas de residencia artística de mexicanos en Colombia, un proyecto apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México en colaboración con el Ministerio de Cultura de Colombia. De esta manera nació “Memoria de raíz negra”, una obra que busca reivindicar y visibilizar el papel de la mujer afro en la sociedad actual, que se presentará los días 24, 25, 26 y 27 de octubre en el Teatro Estudio Quinta Porra, a las 7:30 p.m.

“El proyecto nace de una necesidad personal de hablar sobre mi afromexicanidad. Encuentro mi afrodescendencia en Colombia y ahí es donde me doy cuenta de que los afromexicanos hemos sido invisibilizados durante mucho tiempo al nivel de, por ejemplo, hasta este año fuimos reconocidos constitucionalmente en México”, explica Jessica.

En un principio, la obra está proyectada como un monólogo. “Jessica decide escribirlo como tal y luego viene una invitación para que yo lo dirija. En el proceso vemos la necesidad de incluir a otra más porque estamos hablando de alguien que llega a Colombia y se encuentra con las mujeres colombianas”, agrega Fabiana. (Lea: Negra/Anger, un homenaje a la memoria de Nina Simone)

Por esta razón, llegó Myriam “Maniposa” Ibarra. “Yo me veía reflejada en la obra de Jessica. Soy mujer, artista, mamá, un montón de cosas y esto me animó a reafirmarlo y hacerlo de una mejor manera. Este es un proceso de catarsis donde te despiertas y te preguntas quién eres y qué haces”, dice Myriam.

Reivindicando a las mujeres afro

La obra también es un homenaje a cinco mujeres afro que están en el proceso que tuvo que afrontar Jessica: reconocerse y visibilizarse. Se trata de las mexicanas Beatriz Amparo Clemente y Tobyanne Ledesma, y las colombianas Nadia Umañana, Dianys Martínez Hernández y Narlis Guzmán.

Según Jessica, gracias a ellas comprendió que el asunto no es definirse como una “mujer afro y una normal”, sino entender el significado de esto. “Ser mujer afro no lo define un color de piel, es saber de dónde venimos y para dónde vamos. Hay que reconocer que esta América que habitamos es indígena, negra y española, y estas raíces están en todos nosotros, claro está, en una más que en otros”, afirma la artista mexicana.

“Este proceso, por ejemplo, ha hecho que yo me acerque más a mis raíces, porque trabajando con ellas reconozco que soy muy india. Muchas veces veo a Jessica y me acuerda a mi abuela, se parecen mucho. Pero si yo me miro no soy negra, pero sí me gusta el canto, el baile”, agrega Fabiana.

Después de que las personas se reconocen pertenecientes a una comunidad, dejan de sentir pena y todo se vuelve mejor. “Ya uno reconoce que es negro con orgullo y no con pena”, dice Jessica.

 

Fuente: elespectador.com